Blogia
Asociación de Iaido y Jodo SAKURA

Entrevistas y otros

EXÁMENES DE IAIDO EN TOULOUSE

EXÁMENES DE IAIDO EN TOULOUSE

El  pasado 12 y 13 de Abril han  tenido lugar los exámenes de grado de 1º a 4º Dan de Iaido en el Pabellón “Rene Bassin” en  Saint Jean de L´Union (Francia) donde se han dado cita más de 150 participantes de diferentes puntos de Europa. El tribunal, compuesto por una delegación de la Federación Japonesa de Kendo, venida expresamente desde Japón para el evento, estaba integrado por los maestros Kishimoto Chihiro Sensei, Hanshi 8º Dan de Iaido; Azuma Yoshinobu Sensei Kyoshi 8º dan de Iaido; Aoki Eiji Sensei Kyoshi 8º dan de Iaido y el maestro Robert Rodríguez 7º Dan Renshi de Iaido que como viene siendo habitual ha ejercido de anfitrión en este evento.

En esta ocasión se examinaban para Cinturón Negro 2º Dan (Nidan) nuestros compañeros Javier Manzano y Marimar Preciado superando con éxito dicho examen.

Desde aquí damos la enhorabuena a todos los participantes y nuestras felicitaciones a la organización del evento. Si quieres ver las fotos puedes hacer click AQUI.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Robert Rodriguez 7º Dan de Iaido

20071106093307-20070328104103-robert-rodriguez.jpg

En el campeonato de Europa de Iaido celebrado en el més de Octubre, nuestro maestro Robert Rodríguez  a  superado con éxito su examen para 7º Dan de Iaido ZNKR. ¡ENHORABUENA!

Recientemente nuestros compañeros Javier Gerriko y Marimar Preciado han viajado a Japón acompañando a Sensei Robert Rodriguez para entrenar bajo la dirección del el 15º Soke de la escuela Suio Ryu, Yoshimitsu Katsuse Sensei. ¡Buen viaje y un mejor entreno!

SAKURA DOJO

Entrevista a Robert Rodriguez

Con motivo del 2º encuentro de practicantes de la Escuela Sui Ô ryu que dirigió el maestro Robert Rodríguez -alumno directo del 15º Sôke de esta tradición marcial- en Vilafranca del Penedés, éste tuvo la amabilidad de concedernos una entrevista y la paciencia para someterse a una sesión fotográfica, éstas son sus palabras:

¿Cuales fueron sus inicios en el Budo?

Debuté en el Budo en Febrero de 1970, practicando Karate y Bojitsu (Arte del bastón de 1,80 mts) en Toulouse, con mis dos hermanos que también practicaban Karate desde 1962. En Febrero de 1972, el director técnico de Karate, Marc Bassis, me propuso desplazarme a París para continuar estudiando con él hasta el mes de Octubre. Durante esos nueve meses, seguí un entrenamiento intensivo de entre 35-40 horas semanales, domingos incluidos, entre clases privadas y diferentes Dojo de la región parisina. Fue una experiencia muy dura, pero fue mi elección para intentar ir más allá y ver hasta donde podía ir física y mentalmente. A mi regreso a Toulouse, en Noviembre de 1972, retomé la dirección del grupo de Karate de la región Midi-Pyrennées.

En 1976, al tiempo que continuaba practicando y enseñando Karate y Bojitsu, decidí iniciarme en la práctica del Iaido y el Kendo, ya que en ese momento el Iaido era poco conocido y practicado por un reducido grupo en París. En Agosto de 1978 pude participar, finalmente, en un gran curso de verano de Iaido y de Jodo, el cual descubría por primera vez y que, a partir de ese momento, seguí en todos los cursos que se realizaron en Francia.

En 1982 pude examinarme de Shodan de Iaido y en 1983 de Shodan de Jodo y, a continuación, inauguré una sección de Iaido y Jodo en el Dojo de Saint Jean, cerca de Toulouse. En esa primera época también practiqué Kenjutsu de la escuela Kurama ryu y Tameshigiri (el arte de cortar objetos).

¿Porqué eligió practicar Artes Marciales?

Como todos, de chico, jugábamos a soldados con un bastón o una espada, algo natural a esa edad. De adolescente, me sentí atraído por los samurai, sus armas y las artes del Japón tradicional. Quizás porque los japoneses han sabido -al contrario que en Occidente- mantener esa herencia, nosotros deseamos aferrarnos a algo que nos ayude a progresar y ennoblecer nuestra vida cotidiana. Piensen que, si bien para nosotros la caballería se remonta a más de 6 siglos, para un japonés actual, su abuelo podía haber sido perfectamente un Samurai.

Más tarde hacia los veinte años, como muchos jóvenes del "Mayo del '68", vivimos un tiempo de fuertes presiones e impulsos belicosos que intenté canalizar. Una buena solución fue practicar artes marciales tradicionales japonesas y puedo agradecer a esta agresividad, el hecho de descubrir una pasión y un modo de vida.

¿Cómo era el ambiente de las Artes Marciales en Francia cuando usted se inició en ellas?

El ambiente en los años '70era el de descubrimiento total de los diferentes Budo. Estábamos en la época posterior al "Mayo del '68", con todos los cambios socioculturales que ello provocó. Era un periodo de búsqueda interior y sobre las artes orientales; con la poca información de que disponíamos, no dudábamos de recorrer miles de kilómetros en condiciones muy precarias, para poder practicar con los pocos profesores disponibles.

La mayoría de practicantes eran estudiantes y venían por diferentes razones: unos para aprender a luchar o defenderse, otros como búsqueda espiritual, tipo pacifista, otros por curiosidad y, por supuesto, aquellos que descubrieron las Artes Marciales con las películas de Bruce Lee, que en ese momento estrenaba su gran éxito "Big Boss".

CIK

¿Por qué su interés por las técnicas de armas y especialmente por el sable japonés?

Además de exigir una buena postura corporal y un movimiento perfecto, tiene la estética y la dificultad del uso del arma. El sable japonés (Katana), que se utiliza para el Iai, esta cuidadosamente forjado por un forjador que previamente ha efectuado unos ritos de purificación y que se entrega en cuerpo y alma a crear una obra única. Así, consigue una hoja de una calidad excepcional, no solamente por su belleza, sino también por el concienzudo trabajo de pulido y afilado. Desde antiguo se dice que "el sable es el alma" y que "una alma incorrecta sólo sabe hacer sables incorrectos"; la belleza de los sables japoneses muestra irremediablemente la belleza ética que, el Bushido (el camino del guerrero), exige a cada practicante.

Cuando un sable es utilizado sin inteligencia o de una forma ciega, sin disciplina, es destructivo y por consecuencia, esa forma de utilización inútil, la denominamos "Satsu jin ken". Al contrario del practicante que, con una personalidad  elevada, es capaz de resolver los conflictos con calma y dominio del Arte del sable. A esa manera de hacer vivir el sable, sin violencia, se le llama "Katsu jin ken".

¿Qué es el ZNKR-IAIDO y el ZNKR-JODO?

ZNKR (o Zenkenren) es la abreviación de Zen Nihon (o Nipón) Kendo Renmei, que quiere decir Federación Japonesa de todo Japón. En 1952, el Jojutsu se introdujo de pleno derecho en la ZNKR al mismo tiempo que el Iaido. El Jodo de la ZNKR se basa en las técnicas de la escuela Shindo Muso. Es un sistema simplificado completamente independiente de la escuela Shindo Muso. El trabajo del ZNKR-Jodo se resume en 4 posiciones de base, 12 Kihon solo, 12 Kihon con compañero y 12 Kata con un compañero. Estos Kata se exigen hasta el Godan, a partir de este grado se deben presentar, además de ZNKR-Jodo, varios Jata de un Koryu (escuela tradicional).

En lo que atañe al ZNKR-Iaido, fue codificado en 1968, con un grupo de 7 Kata, después, en 1980, le fueron añadidas 3 nuevas Kata y, finalmente, en 2001 se le incrementó con 2 Kata, lo que da el total de los 12 Kata actuales. Para los exámenes de Iaido hasta Sandan, sólo se exige la presentación de ZNKR-Iaido, por encima de ese grado, es necesario asimismo presentar 2 Kata de un Koryu.

¿Qué es el Koryu Bujutsu?

Koryu significa escuela antigua y Bujutsu, técnica de guerra o militar. El Koryu Bujutsu da una enorme importancia a la noción de respeto. Se dice que todo comienza y termina con un saludo. Es una búsqueda esencial de la Vía a la cual consagra su vida y su muerte. El Koryu representa a la vez dinamismo y calma, tanto a nivel interno como externo. La famosa expresión "Saya no uchi no kachi" (la victoria está dentro de la funda) manifiesta que, el sentido supremo del Iai, es la voluntad de dominar el adversario antes incluso que coja el sable. Es la voluntad pacífica de parar el combate antes de que éste empiece. Y esto sólo se puede realizar por el dominio técnico de estas disciplinas que, a pesar de estudiar las técnicas guerreras y militares, aspira a la paz profunda del ser humano por e autocontrol. De hecho se dice que "El Kata impregna el alma, para que después el Waza (técnica) enriquezca el alma".

¿Cuál a sido su camino hasta su actual Koryu ha?

Empecé en el Iaido con el estudio del denominado es esa época (1978) Setei gata con sólo 7 Kata, así como, los 12 Kata de la serie Shoden de la escuela Muso Shinden ryu. En 1985 continué profundizando en Koryu con la escuela Muso Jikiden Eishin ryu (ancestro de la Muso Shinden) y las series Chuden y Okuden hasta 1988. Ese año, conocí a Katsuse Sensei, Sôke de la escuela Sui Ô ryu, quien me invitó a practicar su escuela en Japón. Desde entonces estudio la escuela Sui Ô ryu, viajando al Dojo del Sôke Katsuse, como mínimo, dos veces por años. Aunque, por mis funciones y compromiso con el Comité Nacional de Kendo y alumnos, continuo practicando con los mejores maestros de la ZNKR.

Dentro de sus funciones actuales está la de Consejero Técnico Nacional de Iaido dentro del Comité Nacional de Kendo, ¿Cuál es su trabajo?

El trabajo de Consejero Técnico Nacional consiste en controlar el buen desarrollo de la enseñanza del Iaido y a la formación de los técnicos en Iaido en Francia. Tengo que ocuparme de los cursos nacionales distribuidos en toda la geografía francesa, de los cuales dos cursos con expertos japoneses Kyoshi y Hanshi enviados por la ZNKR. Asimismo, tengo que ocuparme de los cursos de formación de profesores, de la preparación del equipo nacional de competición de Iaido, de la formación y la preparación de los jueces para el Campeonato de Francia y de la preparación y selección de los tribunales de examen Dan que tienen lugar en diferentes ciudades francesas.

¿Qué es la EKF y la IKF?

EKF denomina a la Eupean Kendo Federation. Esta reagrupa a todos los países que practican Kendo, Iaido y Jodo en Europa y ciertos países fuera de Asia y América, como por ejemplo Rusia, Jordania, Turquía o, incluso, Sudáfrica.

IKF quiere decir International Kendo Federation, la federación mundial de Kendo, Iaido y Jodo, que reúne a todos los países practicantes de Kendo incluida la ZNKR.

Por ejemplo, un grado obtenido en Francia es homologado por la EKF y automáticamente por la IKF, siendo ésta la mayor organización mundial de estos Budo.

Usted ha sido el responsable de la introducción del Jodo en nuestro país...

Efectivamente, y debido a una casualidad. En Abril de1990, una practicante de Nihon Taijitsu y Jodo de Toulouse me informó que se celebraba el 1º Cpto. de España de Iaido en Vilafranca del Penedés (Barcelona). Como tenía ganas de conocer el Iaido de su país, decidí venir como espectador. Allí fui presentado al responsable de la organización del Campeonato, casualmente el Sr. Pere Calpe. Este último me invitó a dirigir un curso de iniciación al Jodo en Vilafranca el mes de Agosto de ese mismo año. Este curso se desarrolló óptimamente e inmediatamente el Sr. Calpe se dedicó totalmente al Jodo, asimismo contamos con la ayuda del Sr. Infante para el desarrollo del Jodo, primero en Catalunya y a continuación en el resto de España. Desde este primer curso en Agosto de 1990, he dirigido en España cerca de 70 cursos, más de la mitad en Vilafranca del penedés y el resto repartidos entre: Tarragona, Bilbao, Madrid, Vitoria, Irún, Amposta, Mataró. Asimismo, el Sr. Calpe y sus alumnos se han desplazado regularme a los cursos (más de 25) a Toulouse, Montouban y Nimes.

fruto de este trabajo, el grupo de Jodo del Sr. Calpe cuenta actualmente con una quincena de instructores Sandan, Nidan y Shodan de Jodo.

En estos últimos tiempos se está viviendo un gran auge de las escuelas de sable japonés. ¿A qué cree que es debido?

Creo que se debe a múltiples razones. Algunos años atrás había muchos menos Dojo de Iaido y en regiones o países era prácticamente desconocido y, aunque había la misma demanda, el conocimiento era muy limitado. Desde hace poco, Internet, que es una herramienta extraordinaria de comunicación, ha abierto la información a mucha gente. Otra razón es la fascinación que ejerce la cultura Samurai y el Katana, que últimamente se ha puesto de relieve por medio de algunas películas como "El último Samurai" o "Zatoichi", aunque hay que ser cautos con estas modas, a veces pasajeras.

¿Qué es lo que distingue un practicante de una Tradición Koryu a un practicante de Budo moderno o Gendai Budo?

No existen diferencias de individuo, un practicante de Budo moderno puede si quiere convertirse en practicante de Koryu, así como a la inversa, o ser las dos cosas a la vez. En mi Dojo, tengo una demanda regular de practicantes de Judo, Karate y Aikido que desean practicar el trabajo de armas de los Koryu. Lo importante es el corazón, el espíritu del practicante.

¿Qué nos puede aportar, hoy en día, la práctica de Iaido/Jodo o de Koryu Bujutsu?

Un sentimiento de despertar, una canalización de la propia energía o agresividad, una estimulación no violenta, un equilibrio del alma, una mejor comprensión de los problemas cotidianos, la adquisición de un ritmo de vida más profundo, de una tolerancia mayor con los demás, una mayor confianza en la vida profesional, familiar y en las relaciones personales. El encuentro entre personas de diferentes países y culturas, situando las Artes Marciales fuera de todo conflicto político o social.

¿Qué nos puede comentar de la desaprobación de ciertos budokas, criticando al Iaido/Jodo/Koryu al decir que sólo practicamos Kata y no formas más físicas, más fuertes?

No creo que, quien nos critique, sea un verdadero budoka, sino un falso budoka; es decir, practicantes que hablan más que practican, o que sólo han visto libros o videos. Tenemos diferentes formas de aplicar los Kata según la disciplina, por ejemplo en el Iai de la escuela Sui Ô ryu: podemos trabajar todos los Kata con un compañero y de diferentes maneras, en el caso del Jodo, todos los Kata se ejecutan con un compañero que ataca de verdad con un Bokken (sable de madera) y no son infrecuentes los contactos. Pero, en ningún caso, debe haber combate libre, dado que el riesgo de heridas graves es demasiado importante. A titulo de ejemplo, el Kendo nace de una cierta forma de combate con el Bokken y, rápidamente, se tuvieron que crear unas protecciones y cambiar el sable de madera por un sable compuesto de cuatro hojas de bambú para reducir el impacto de los golpes y reducir a 4, las partes del cuerpo que permiten marcar un punto y ganar al oponente. El Kendo se convierte así en un deporte marcial. Recordemos que muchos maestros, entre ellos Gichin Funakoshi, fundador del Karate-do moderno, se habían opuesto a la competición deportiva y que decidió no visitar a los Dojo donde se practicaba el Jyu-Kumite (combate libre).

¿Quiere añadir alguna cosa más?

Solamente agradecer a la revista El Budoka esta entrevista y la oportunidad que nos da de poder dar a conocer un poco más estos Budo.

Autor: Pere Calpe, 6º Dan de Nihon Taijitsu/Jujutsu, Experto; 3º Dan Iai-Do, imparte sus enseñanzas en el Dojo Budokan situado en la calle Sant Julià. 24 (08720) Vilafranca del Penedés -Barcelona-, móvil: 686 128 518. E-mail.

Publicado: El Budoka, Febrero 2005

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Historia de la Escuela Sui o Ryu

Historia de la Escuela Sui o Ryu

El Iai Kenpo de la escuela Sui o Ryu fue creada por Mitsu Yoichizaemon en la época de la guerra civil.

Originario de Dewa (Lugar situado en los alrededores de las prefecturas actuales de Akita y Yamagata), nacido en 1577, hijo del sacerdote Mima Saikan, que ejercía en el lugar santo de Junisha Gonge. Su padre le enseñó desde muy joven las artes marciales estudiando el Kenjutsu de la escuela bokuden, así como el Jo-ho(método del bastón) transmitido por los monjes de la montaña shinto. Más tarde, estudió los rudimentos del Iai de la escuela Hayashikazi siguiendo las enseñanzas del Sakurai Gorozaemon.

Entonces se prometio que un día crearía su propia escuela. Durante el día, desenvainaba su sable para entrenarse frente a un árbol sagrado. Por la noche, meditaba, yendo lo más lejos que podía en su entrenamiento espiritual. Viajó a numerosos lugares santos de las montañas y perfeccionó su aprendizaje como sacerdote shinto, siguiendo las enseñanzas de diferentes practicantes de artes marciales de todo el país, a fin de pulir su saber. Y, aún más, encontró a los últimos monjes del Monte Hiei (Oda Nabunaga creó el Templo Enryuaku del monte Hiei, quemado en 1571) y aprendió el naginata-jutsu transmitido por los monjes budistas de las montañas.

Volvió después a su región de origen donde continuó entrenándose. Una noche, mientras estaba meditando en el templo, tuvo una inspiración, un mándala. Mientras estaba imaginando unas gaviotas blancas volando por encima del agua, fue de repente golpeado por una revelación.

Habiendo alcanzado ese nivel, de acuerdo con las divinidades de los animales y de las aves que son asignado a cada hora, según la versión oriental del horóscopo, fueron creados 64waza y llamado Escuela Sui o ryu Iai Kenpo. Se trata de un Artes Marcial completo que incluye, IAI, KENPO, KOGUSOKU, WAKIZASHI, NAGINATA Y JO-JUTSU.

El Fundador, kagenobu, además de las Artes Marciales, practicaba el ascetismo en las montañas. Esa influencia se observa incluso después de la creación de la Escuela. Colgó del Dojo un rollo de pergamino, conocido con el nombre de "Mandala del Paraíso y de la Tierra!, y enseñó a sus alumnos la lógica del Universo. Amaterasu-Omikami estaba colocada en el centro de ese Mándala. Estaba rodeada de doce divinidades, seguidas por veintiocho posiciones de constelaciones y treinta y seis animales y aves sobre las que se basaban dos formas de predicción. De esta manera, se representaban un total de sesenta y cuatro waza que correspondían también a la predicción de senta y cuatro kake. De esta forma se ha transmitido a la posteridad.

Incluso después, el fundador no deja de viajar por todo el pais para aprender. No descuidó tampoco su aprendizaje del ascetismo. Me imagino que el objetivo de estos viajes no lo destinaba tanto a pulir su conocimiento de las Artes Marciales, como a la búsqueda de la Vía. El consideraba el sable como ablución hacia las divinidades: Como el acto de vaciar su cuerpo y su espíritu por medio de la invocación búdica para ser ilumindo por Amitabha; y como una enseñanza budista del Zen que busca el Vacío. Incluso cuando se enfrentaba a maestos del sable de otras regiones, nunca buscaba la victoria por amor al triunfo, sino que optaba por una forma de combates que daba la impresión que su adversario había ganado.

Estoy convencido de que el Bu es una vía para sobrevivir. Observo en el Fundador kagenobu, que sobrevivió batiéndose en retirada, una verdadera estrategia  militar. Por añadidura, nos ayuda a recorda la manera en que encauzó su vida, lo que le supuso no tener ningún enemigo.

Después de la muerte de Kagenobu en 1655, su hijo, Mitsu Yohashiro Kagenaga, le sucedió a la cabeza de la Escuela Sui o Ryu. Hoy, el quinceavo Soke a servir a la Escuela, soy yo mismo, Yoshimitsu Katsuse.

Texto escrito por Yoshimitsu Katsuse, 15ºSoke de la escuela Sui o Ryu Iai Kenpo, habiendo sucedido al 14º Soke,  Mitsuyasu Katsuse, el 31 de Enero de 1982. También es 12º Soke de la Escuela Masaki Ryu de Kusarigama-jutsu (Arte de la cadena y de la hoz) que se transmite con las técnicas de la Escuela Sui o Ryu. Katsuse sensei es el director del HEIKI UN KAN DOJO, establecido en la localidad de shimizu, a unos 130 km al sur de Tokio y a 20 de Shizuoka. El maestro Katsuse viajó por primera vez a europa en Abril de 1988, formando parte de una delegación oficial de la Federación Japonesa de Kendo, para impartir sendos cursos  de iaido en Paría y Toulouse. Volvió a francia en noviembre de 1998 y Abril de 1999, viaje que aprovechó para visitar Oviedo donde realizó una exhibición en el mismo Abril de 1999. Posteriormente, durante todo el mes de Septiembre de 1999 el maestro Robert Rodriguez viajó a Shimizu para estudiar la escuela Sui o Ryu. En España, el maestro Robert Rodriguez, viaja periódicamente a las ciudades de Vilafranca del Penedés, Irún y Madrid para transmitir las enseñanzas de la Escuela Sui o Ryu. 

El bu crea el hombre, por Yoshimitsu Katsuse

El bu crea el hombre, por Yoshimitsu Katsuse

Cuando se habla del objetivo de la práctica del Budo, este puede variar en cada individuo. En lo que a mí me concierne, llego siempre a la misma conclusión final, que es para perfeccionarme a mí mismo.

En general, el objetivo se conoce antes de iniar la práctica. No obstante, en mi caso, lo he descubierto sólo después de haber debutado.

El padre fundador de la escuela SUI O RYU Mitsuma Yoichizaemon Kagenobu ha transmitido a través del tiempo las enseñanzas siguientes:

"La via de mi sable es la vía de las plegarias de la montaña Shinto. Yo corto los sentimientos antagonistas de mis enemigos cuando la hoja de mi sable se encuentra aún en la funda; reduzco a la inmovilidad a mi enemigo y lo intimido sin desenvainar mi sable. Esta es la quintaesencia de la Escuela: la actitud de no perder. Durante el combate, desligarse del desenlace, mantenerse puro en el pensamiento y en unión con los dioses"

Desenvainar el sable con la intención de combatir y de cortar al otro sirve para progresar en el camino de los dioses. El objetivo básico del fundador fue la armonía con el enemigo, antes que el temor de su encuentro. Dado que combatió con generosidad a sus numerosos adversarios, muchos volvieron a él para recibir sus enseñanzas.

En general, pocas personas de las últimas generaciones pueden apreciar el significado de la enseñanza del fundador por medio de una primera experiencia. Sólo aquellos que resisten un entrenamiento agotador más allá de lo imaginable, pueden comenzar a penetrar en la enseñanza, incluso conseguir la quintaesencia de la Escuela. He dicho al principio que el objetivo de perfeccionarse uno mismo es una idea extremadamente difícil de comprender. Cuando se informa del contenido cualitativo y cuantitativo del entrenamiento de la jornada, cualquiera puede pensar vivamente que es un objetivo imposible. De hecho, es exactamente por esta razón que me doy este objetivo; por que es inalcanzable.

Los aspectos cuantitativos y culitativos del aprendizaje cambian en función de las épocas. ¿Qué comprenden nuestros contemporáneos, que viven en tiempos de paz, del violento Budo de la época de las guerras civiles, y qué ven en él?. Es extremadamente difícil para el hombre moderno comprender la naturaleza del Samurai que se entrenaba diariamente para mejorar su habilidad, dedicando toda su vida a ese arduo trabajo. Es por lo que debo volver a los valores del pasado y esforzarme en seguir ese difícil camino. Evidentemente, es una empresa de gran dificultad. Los estudios del Budo que intentan definir unos métodos modernos, a fin de simplificar su comprensión, sólo sirven para degradar a los que les precedieron. Finalmente, la forma verdadera del Budo está en intentar conseguir lo que es dificil. De manera subyacente, esto tiene el objetivo de facilitar la eficacia en todos sus aspectos. Dicho esto, es casi imposible obligar a alguien a un aprendizaja tan colosal.

Yo sólo me entreno imaginándome frente a un adversario. En un combate normal, no es fácil juzgar los movimientos del adversario o de sus armas. Cuando practicamos los kata, realizamos una serie de movimientos preestablecidos que no pueden ser aplicados e un combate real. Eso es particularmente evidente cuando uno se enfrenta a un adversario que lucha por su vida. En tal situación, nadie puede enfrentarse con nadie con lo aprendido con la limitada práctica de los kata. De esta manera, la cantidad de movimientos que nuestro cuerpo aprende y la variedad del Waza adquiridos a través de la práctica se convierten en muy importantes. Se puede decir que estos movimientos y Waza serían lo que nos protegerían si fuéramos obligados a enfrentarnos, al girar una esquina, con una agresión mortal. Más tarde, una vez adquiridos estos Waza, empezaremos a sentir y a conocer su carácter mortal y su terror. Solamente llegados a este punto, empezaremos a aprender como "vencer sin combatir" y a "evitar los conflictos con los demás". Los conflictos estúpidos hieren a los otros y, finalmente, a uno mismo. El objetivo y la responsabilidad del Samurai es el control personal, a fin de evitar herir a los demás y a sí mismo.

De todas forma, no descuido el entrenamiento en solitario. El dominio del kata nos lleva a apreciar su belleza y su dinámica. Creo que es esta belleza la que penetra en nuestro interior y nos eleva. Esos movimientos naturales, vacíos de toda pretensión y de orgullo, son los que contienen el mayor grado de pureza, fuerza y belleza. Esta, creo yo, es la imagen tradicional del Samurai.

Estoy fuertemente atraído por estas imágenes del Samurai tradicional y de su espíritu. Son estas las que intento obstinadamente adquirir a través de mi búsqueda en el Budo tradicional. El vigor del Samurai de la época de la guerra civil, que jugaba con su destino y que ponía su vida en juego desañando a un enemigo, fue sin ninguna duda, sublime.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres